Saltar al contenido
PARALOROS.WEBSITE

Anodorhynchus glaucus.

El guacamayo glauco (Anodorhynchus glaucus) es un tipo de avepsitaciformesudamericana de la familia de los loros (Psittacidae) probablemente eliminado. El guacamayo glauco ,se identificó firmemente con la especie Anodorhynchus leari (con la que formó un Superspecies) y Anodorhynchus hyacinthinus.

Anodorhynchus glaucus, 
Características

El guacamayo glauco, era un loro substancial, 70 cm, azul turquesa pálido, y con una vasta cabeza tenue. Tenía una cola proporcionalmente larga y un proyecto de ley sólido y vasto. Demostró la piel amarilla desnuda en un anillo periocular (alrededor del ojo) y en un arco que flanqueó la mandíbula. Él era el individuo principal de la clase Anodorhynchus cuyo plumaje que sombreaba fluctuó con la frecuencia de la luz.

Guacamayo Glauco, 
Distribución y causas de su extinción

Fue habitante del norte de Uruguay, al noreste de Argentina, al sur de Paraguay, al sur de Brasil y a la zona del Chaco de Bolivia, 3 por lo que se ajustó al Chaco y al territorio de los llanos de Santa Cruz un largo camino desde el espacio habitable y la inmersión Distrito RSE de Anodorhynchus hyacinthinus que todavía vive en el Pantanal boliviano y brasileño y parte de Paraguay. Antes del final del siglo XIX era poco común, y tenía sólo dos registros dignos en medio del siglo XX. El último registro de un ejemplo vivo de la especie fue completado por el profesor Raúl Vaz Ferreira en el año 1950, 8 kilómetros al sur de Bella Unión, Departamento de Artigas, en el noroeste uruguayo. Las empresas de ornitólogos en el suroeste de Paraguay en los años 1990 no encontraron pruebas de la presencia de población viva de esta especie; La última vista de los ocupantes de la configuración regional fue en 1932. Avanzó además su terminación la overdestruction de la palma de Yatay (Yatay de Butia), que productos naturales eran su alimento fundamental. No obstante, hay constantemente fragmentos tenaces de chismes sobre su realidad en los desiertos ocultos en el este de Paraguay y en las zonas del Chaco boliviano, particularmente en las autoridades de criaturas voladoras, tal vez confundieron por una porción de tipos alternativos de este Tipo.

Avocación para la clasificación de la lista roja esta especie fue grabada por última vez en el tiempo de 1960 y su población probablemente va a haber disminuido significativamente debido a la persecución y captura, a pesar de la corrupción del espacio de vida y la pulverización. Sea como sea, podría seguir existiendo, ya que no la mayoría de su amplio alcance de la información, en el pasado extremadamente amplia, se ha considerado satisfactoriamente, y ha habido perseverar y persuadir a los informes del vecindario. Cualquier población restante probablemente va a ser poco, y por lo tanto se trata como básicamente en peligro.

La legitimación de la población cualquier populacho excepcional debe ser poco (numeración bajo 50 personas) debido a la ausencia de registros afirmados desde el 1960.

Peligros el asentamiento de los tazones de corriente del principio dentro de su región de dispersión se unió supuestamente por la pérdida lejana de palmeras, independientemente de si por la limpieza directa para el agronegocios o ocultamiento de la recuperación por los animales colonos. La palma de yatay, que probablemente alimentó a la especie, fue escogida para ser limpiada por los principales pioneros, ya que era un marcador de calidad decente de la suciedad (collar et al. 2014). La pérdida de alcance lejano de los arbolados de la exhibición podría haber afectado además la especie (collar y otros. 2014). El tamaño y la presencia de la criatura voladora presumiblemente lo hizo un foco vital para los buscadores, e incluso la captura de cachorros como mascotas podría haber sido vital. Hay alguna prueba de que fueron promovidos, sin embargo, hay pocos para ayudar a algunos casos que ha habido ejemplos en vivo de intercambio en curso.

Cualquier presente intercambio de huevos vivos, pieles o ejemplos claramente sería increíblemente dañando.

Actividades de protección en curso – Apéndice I de la CITES y garantizada por la legislación brasileña.

Ha habido algunos esfuerzos (hasta ahora ineficaces) para redescubrir la especie.

-Se están progresando las recomendaciones de subvención para intentar retroceder un programa de trabajo fue para afirmar la cercanía de esta especie en la naturaleza.

Actividades de preservación propuestas – realizar entrevistas con la población cercana, particularmente con los buscadores de loros viejos y dinámicos, para evaluar la probabilidad de que una población se mantenga.

– Prepárarse para ponerse al día sobre cualquier información positiva de estas reuniones.